lunes, 10 de noviembre de 2014

El papercraft y el lujo.

Gracias al avance de las técnicas digitales cada vez es más fácil ver (y crear) imágenes espectaculares sin dejar el ordenador, mientras que los métodos artesanos se han convertido en un bien escaso. Al fin y al cabo, ¿para qué construir algo si puedes modelarlo en 3D en un tercio del tiempo?

El trabajo artesanal se ha ido asociando exclusivamente al arte y a su mercado más cercano: el lujo. Hoy día un diseño que emplea materiales físicos en su desarrollo es casi sinónimo de una campaña con una inversión fuerte. Lo importante no es necesariamente el material, sino el trabajo y la atención que requiere crear algo con las manos.

Aquí van algunos ejemplos de papel convertido en un objeto de lujo gracias al papercraft.


La Rinascente. Explosiones de color.



Los papercrafts de lujo se ven especialmente en los escaparates de tiendas insignia. Este es el caso de La Rinascente en Palermo que puso ante las calles cuatro escenografías hechas íntegramente en papel. Es el trabajo de Le Creative Sweatshop, que se especializa en este tipo de esculturas.









Dior Tokio. Una invasión de flores.



En mitad de Shinjuku, el distrito comercial de Tokio, está una de las sedes más exclusivas de Christian Dior. Este vergel de papel diseñado por Wanda rodea una exposición de joyas de la marca con macizos de rosas y flores tropicales.






Hermés. Amor al papel.





Hermés es una marca que no duda en llenar sus escaparates de papel, y para eso se ha servido de artesanos de los que ya hemos hablado antes en este blog. El primero de ellos es Benja Harney, que ha desarrollado para ellos escaparates, tocados, e incluso un libro pop-up hecho de cuero.





Otro de los estudios con los que ha contado Hermés para traer algo de magia a sus tiendas son los franceses Zim&Zou, famosos por sus montajes multicolores. Sus últimos trabajos han sido "Atlantis", en Beverly Hills, y "The Fox Den", para la tienda de la marca en Barcelona.







Paradójicamente este tipo de montajes están al alcance de cualquiera que pueda permitirse cartulinas, pegamentos y algo para cortar. El lujo, hoy en día, está en el tiempo y en el talento.

¡Hasta la próxima entrada!

lunes, 22 de septiembre de 2014

Polígonos de papel. Low-poly en tres casos.

El low-poly consiste en representar formas orgánicas a base de figuras geométricas simples (normalmente triángulos). El término se refiere a los modelados 3D simplificados que se emplean en animaciones o videojuegos para aparatos poco potentes. Por ejemplo:



Desde hace unos años se ha puesto muy de moda la estética low-poly en diseño gráfico e industrial. El estilo geométrico convierte cualquier imagen en mitad mosaico, mitad ciencia ficción. Los objetos con esta inspiración parecen recién bajados de una nave espacial.





Los fans del papel cortado llevaban haciendo esto una temporada. El papercraft, salvo que sea complicado de narices, siempre tiene asociada esta estética de formas crudas. Desde que salió Pepakura, un programa que te convierte en papercraft los modelos 3D de videojuegos, internet se ha llenado de Links, Jefes Maestro y Gundams.



Con el ascenso de rollo low poly están naciendo un montón de papercrafts originales que aprovechan lo bien que queda el papel cuando está tratado con cariño. Hoy os traigo tres casos particularmente bonitos:


1. Dry The River. Carteles 3D.



Dry the river es un grupo de música británico. La campaña de carteles es obra de Xavier Barrade, que modeló los caballos en SketchUp y luego los pasó a papel plano. Cada cartel lleva unas 35 horas de trabajo detrás.





2. AssembliShop.




Esta tienda de Etsy se ha especializado en patrones de papercraft para sacar sobre cartulina de colores. Además de unos trofeos de animal muy molones venden barcos, aviones, y gemas de papel.




3. Poligon.



Poligon es un proyecto de Kickstarter obra de Rodrigo Solorzano y Matthew White, y combina el papercraft de toda la vida con el diseño industrial sobre metal. En su página puedes reservar de entre varios modelos en metal cortado, listos para plegar. Las esculturas llegan a tu casa en plano, y tú las completas doblando las láminas y uniéndolas entre sí con imanes.

El resultado tiene la calidad geométrica de una escultura en papel, pero mucho más potencial ofensivo.






Si te ha entrado el gusanillo puedes descargar e imprimir tus propios papercrafts de un montón de sitios. Aquí en el blog hay dos: La Máquina de Crearrr, y una ilusión óptica en papel.



Busca también en CubeeCraft, o prueba con los de Papertoys. Si no tienes nada que hacer y quieres que te duelan las manos, también puedes probar con los de Canon.



¡Nos vemos!

domingo, 14 de septiembre de 2014

Hasta luego, Murcia.

Foto: "Sobre la Pasarela", de Catalina Gracia.

Son las tantas de la mañana y he terminado de meter mis últimas cosas en un maletón grande y pesado.  Mi propósito de no dejar dos meses entre entrada y entrada ha fracasado estrepitosamente, pero hay otros que han salido mejor. Por decir algunos:



  • Hemos celebrado nuestro 4º aniversario con una fiesta espacial y una invitación especial. Nos han acompañado docenas de amigos, hemos bailado, bebido y reído hasta que nos han flaqueado las piernas. No podríamos pedir mejor compañía.

  • Mañana a mediodía cojo un tren de ida a Barcelona. Me mudo con una chica fantástica y llevo la noble intención de buscar clientes ricos y bien dispuestos para La Calle es Tuya. También veréis, si no se me caen las manos, más trabajos aquí en Carbonara. Con tantas editoriales en la ciudad tonto sería si no intentara sacar más libros. El primer objetivo: Un Libro de Narices.



Después de nueve años en Murcia no me queda más remedio que tenerle cariño a la ciudad. "Qué hermosa eres" sólo si te gusta muchísimo el ladrillo visto, sí, pero qué bien se te da arropar a la gente que llega.

Te voy a echar de menos, pueblo grande. Os voy a echar de menos a todos.

Gracias por cambiarme la vida.

Foto: "Barcelona al amanecer", de Jesús Solana.

domingo, 13 de julio de 2014

Gente que mola. Tina Roth Eisenberg (Swissmiss)

Hay mucha gente cuyo trabajo admiro. Hace unos meses escribía sobre Benja Harney, que corta papeles primorosamente. Un vistazo a la página de Carbonara en Facebook o a lo que voy poniendo en twitter trae docenas de ejemplos de obras impresionantes de diseño y de pop-up.


Swissmiss va más allá. Tina Roth Eisenberg es una diseñadora gráfica suiza afincada en Nueva York. Mantiene un blog lleno de cosas inspiradoras, ha llevado adelante con éxito unos cuantos proyectos que han pasado de lo local a lo global de forma explosiva, y encima habla bien.

Pero lo que me gusta de esta mujer es que todo lo que hace lo hace con amor, y tiene unos principios muy claros en los que me gustaría verme reflejado. Su mejor exposición al respecto está en esta charla de 99U sobre sus "5 normas para la vida".


1. Abraza tu superpoder. Todo el mundo tiene una capacidad que les tira hacia adelante. Para algunos es el optimismo, o la curiosidad. Para Tina es el entusiasmo, el primo social y altruista de la confianza en uno mismo. Conocer y explotar lo mejor de uno mismo es el primer paso para una buena vida.

2. No te quejes: cambia las cosas. El dicho detrás de esta norma es "si te quejas a menudo de algo, o lo cambias, o lo olvidas". Es muy fácil escribir un párrafo en Facebook sobre lo mal que está todo y que cinco personas te den la razón. Lo difícil es cambiar el mundo, aunque sea un poco, para que sea más como te gustaría que fuera.

"Quejarse es una tontería. Actúa u olvida" - Stefan Sagmeister, a sus cosas.

3. Elige bien de quién te rodeas. Tus compañías definen con qué sueñas y contra qué luchas. Si celebras a la gente honesta y que trabaja duro eso te ayudará a serlo tú también.

4. No te olvides de jugar. Divertirse en el trabajo, hacer felices a compañeros, amigos y clientes siempre vale la pena. Esto no significa no trabajar para estar jugando todo el día, significa que trabajar feliz es más fácil y más grato.

Toda empresa debería tener un cajón de confeti.

5. Sé la mejor persona posible. Esfuérzate por transmitir atención y cariño con las cosas que hagas, en tu trabajo y en tu vida.

A mí me parece un buen plan.

Podéis leer a SwissMiss en su blog o en su twitter. Vale la pena echar un vistazo al catálogo de Tattly, o a las conferencias de Creative Mornings. ¡Hasta la próxima entrada!