sábado, 11 de julio de 2015

Papeles y stop motion. Makerator.

Hace unas semanas recibí un encargo urgente de FabCafé Barcelona, el lugar desde donde trabajo (y del que podéis leer más en esta entrada). El plan era simple:

Oye, vamos a presentar un proyecto muy guay a un programa de becas y queremos hacer un vídeo. Hemos pensado en un stop motion usando el pueblo de papel que diseñaste hace un tiempo. ¿Nos echas una mano?

¡Pues claro que sí! :)



El primer modelo de pueblo de papel servía como expositor para mis tarjetas de visita pop-up. La idea era buena, pero para una maqueta como tal tenía una limitación importante: tenían que caber las tarjetas enteras, lo que quitaba un espacio precioso alrededor de cada casa.

Para este nuevo modelo decidí hacer lo mismo que con los elementos de atrezzo del anterior y cortar cada elemento de la hoja base para luego doblarlo hacia arriba a lo Peter Callesen. Eso me permitiría poner las casas más juntas y crear un paisaje más denso.



También decidí quitar los coches de las carreteras. No sólo porque el stop motion tendría un bus recorriendo las mismas, también porque son un dolor de muelas de montar.

Por último, quise probar algo de lo que me quedé con ganas la vez anterior: continuar la maqueta en más hojas que conectaran modularmente.

Este es el resultado:










El vídeo es un trabajazo de Mayo Films, una productora audiovisual que trabaja en el mismo coworking. Para hacer este stop motion grabaron y montaron a una velocidad de escándalo. Me hace muchísima ilusión ver cómo han dado vida a mi trabajo.

Estas semanas han estado entrando más proyectos de ingeniería del papel pura y dura. Tengo muchas ganas de ponerlos aquí, y lo haré en cuanto tenga fotos medio decentes.

¡Hasta la próxima entrada!

martes, 24 de marzo de 2015

Pequeño pueblo de papercraft

Como ya decía en la entrada anterior, desde hace unos meses tengo mi taller en el FabCafé Barcelona, un espacio de fabricación digital con una flamante cortadora láser Trotec.

La gente de Trotec tiene su sede en Austria, pero he tenido la suerte de hablar con su delegación española para colaborar con ellos. Gracias a esto he podido participar en talleres específicos impartidos por técnicos de la marca, y ahora corto papeles como si viviera en el futuro.



Esta semana se celebra la Graphispag 2015, una feria de artes gráficas que tiene lugar en la Fira de Barcelona, y Trotec me ha pedido que me lleve obras mías a su stand para enseñar lo que puede hacerse con una cortadora y algo de tiempo. Además de algún desplegable de mi antiguo proyecto fin de carrera, y de otros que había desarrollado recientemente, he decidido crear alguna pieza original que me permita lucir las nuevas técnicas que he ido aprendiendo.

Se me ha ido de las manos y he montado el papercraft más complejo que he hecho hasta la fecha.



Llevaba ya tiempo siguiendo el trabajo de Charles Young en su blog de Paperholm, en el que sube a diario pequeñas maquetas de papel cortadas con un gusto exquisito. También me gustaba mucho la idea de un paisaje con todos sus elementos cortados de la misma hoja de papel, un poco como hace Peter Callesen.

Paperholm y la web de Peter Callesen. Dos sitios que tienes que visitar pero ya.

Aprovechando que mi trabajo iba a estar delante de un montón de posibles interesados, quise hacer algo que sirviera de expositor a mis nuevas tarjetas de visita pop-up (a la sazón, cortadas a láser). Ya que mis tarjetas eran casas en miniatura, cualquier cosa que las reuniera debía ser, por fuerza, un pueblo.

¡Eureka!

Después de un par de días de diseños y pruebas de corte, la pieza final mide 65x50cm de base, y levanta poco menos de 4cm desde el suelo hasta la copa del árbol más alto.





Cada elemento, salvo las casas, está levantado de la misma hoja. Los coches fueron particularmente puñeteros, y me tuve que valer de pinzas finas y el cutter para encajar los cierres.





El archivo de corte tiene más o menos esta pinta. El color responde a diferentes configuraciones del láser, con más potencia para cortar, menos para hendir, y aún menos y algo de desenfoque para "pintar" líneas






Estoy contentísimo con el resultado. Seguiré haciendo experimentos con la cortadora, estoy deseando ver a dónde la puedo hacer llegar.

¡Hasta la próxima entrada!


sábado, 14 de febrero de 2015

Cómo hacer una tarjeta pop-up. Flor.

¡Hola! Hoy os traigo mi primer videotutorial: aprende a hacer una tarjeta 3D con una flor muy mona en tres niveles.



Para hacer tu propia tarjeta puedes descargar esta plantilla e imprimirla en un papel interesante. Luego, sigue las instrucciones del vídeo. ¡Suerte y al lío!





Mi intención es que este sea el primero de unos cuantos tutoriales en vídeo sobre tarjetas pop-up sencillas. Si te ha gustado puedes suscribirte al canal en YouTube, o seguir al tanto de las novedades de Carbonara.es en Facebook y en @minicarbonara en Twitter.

Si te atreves con este tutorial, ¡comparte el resultado! :)

miércoles, 11 de febrero de 2015

Pop-ups láser y nuevas tarjetas

¡Hola, internet!

Desde hace unos meses estoy trabajando desde MOB, un espacio de coworking en Barcelona que además de estar bastante bien de precio ha traído una novedad importante a mi proceso de trabajo:



Este baúl tan grande es una cortadora láser; esta en particular es una Speedy 400 de Trotec. La cortadora tiene una bandeja que se ajusta en vertical (para ajustar el enfoque) y un cabezal móvil con una lente. Es como un plotter que en lugar de tirar tinta tira FUEGO INFERNAL.

Aquí en FabCafé, la cafetería que da acceso al coworking, casi siempre emplean la cortadora para cortar y grabar madera o plástico. El corte es muy nítido, pero hay que tener cuidado al manipular las piezas para no pringar todo de hollín (piensa que el corte es a fuego, los bordes están quemados). La buena noticia es que puedes ajustar la potencia y función del láser para hacer tres cosas distintas:


  • Cortar, con potencia media-alta.
  • Marcar pliegues, con potencia media-baja.
  • Tostar la superficie, con barrido rápido a potencia alta.


Lo cual te permite hacer cosas como esta:



o como esta:



La cortadora coge archivos de Illustrator, y distingue qué quieres hacer según qué color emplees para los objetos. El plano de este último modelo es así:



Como es de esperar, trabajar con este trasto a mano ha reducido drásticamente mis tiempos de prototipado. Ahora planteo todas las piezas en el ordenador, intento diseñarlas para que ni siquiera necesiten pegamento, y puedo cortarlas de forma rápida y precisa. La cortadora puede hacer detalles mucho más finos de los que puedo reproducir yo a mano, así que he aprovechado para...

¡CHAN-CHACHA-CHAAAAN! Hacerme nuevas tarjetas pop-up.





Este diseño emplea los tres posibles modos de la cortadora, así que cuando la máquina termina las tarjetas están listas para montarse a mano. En las tarjetas blancas está el problema del manchado por humo, que estoy intentando contrarrestar con arte:

Foto de @minibego

Estoy muy satisfecho con el resultado y sigo haciendo experimentos. Por lo pronto estos minipopups me van a acompañar a la Feria del Libro de Bolonia. ¡Deseadme suerte!


¡FUEGO INFERNAAAAAAAL!