domingo, 14 de septiembre de 2014

Hasta luego, Murcia.

Foto: "Sobre la Pasarela", de Catalina Gracia.

Son las tantas de la mañana y he terminado de meter mis últimas cosas en un maletón grande y pesado.  Mi propósito de no dejar dos meses entre entrada y entrada ha fracasado estrepitosamente, pero hay otros que han salido mejor. Por decir algunos:



  • Hemos celebrado nuestro 4º aniversario con una fiesta espacial y una invitación especial. Nos han acompañado docenas de amigos, hemos bailado, bebido y reído hasta que nos han flaqueado las piernas. No podríamos pedir mejor compañía.

  • Mañana a mediodía cojo un tren de ida a Barcelona. Me mudo con una chica fantástica y llevo la noble intención de buscar clientes ricos y bien dispuestos para La Calle es Tuya. También veréis, si no se me caen las manos, más trabajos aquí en Carbonara. Con tantas editoriales en la ciudad tonto sería si no intentara sacar más libros. El primer objetivo: Un Libro de Narices.



Después de nueve años en Murcia no me queda más remedio que tenerle cariño a la ciudad. "Qué hermosa eres" sólo si te gusta muchísimo el ladrillo visto, sí, pero qué bien se te da arropar a la gente que llega.

Te voy a echar de menos, pueblo grande. Os voy a echar de menos a todos.

Gracias por cambiarme la vida.

Foto: "Barcelona al amanecer", de Jesús Solana.

domingo, 13 de julio de 2014

Gente que mola. Tina Roth Eisenberg (Swissmiss)

Hay mucha gente cuyo trabajo admiro. Hace unos meses escribía sobre Benja Harney, que corta papeles primorosamente. Un vistazo a la página de Carbonara en Facebook o a lo que voy poniendo en twitter trae docenas de ejemplos de obras impresionantes de diseño y de pop-up.


Swissmiss va más allá. Tina Roth Eisenberg es una diseñadora gráfica suiza afincada en Nueva York. Mantiene un blog lleno de cosas inspiradoras, ha llevado adelante con éxito unos cuantos proyectos que han pasado de lo local a lo global de forma explosiva, y encima habla bien.

Pero lo que me gusta de esta mujer es que todo lo que hace lo hace con amor, y tiene unos principios muy claros en los que me gustaría verme reflejado. Su mejor exposición al respecto está en esta charla de 99U sobre sus "5 normas para la vida".


1. Abraza tu superpoder. Todo el mundo tiene una capacidad que les tira hacia adelante. Para algunos es el optimismo, o la curiosidad. Para Tina es el entusiasmo, el primo social y altruista de la confianza en uno mismo. Conocer y explotar lo mejor de uno mismo es el primer paso para una buena vida.

2. No te quejes: cambia las cosas. El dicho detrás de esta norma es "si te quejas a menudo de algo, o lo cambias, o lo olvidas". Es muy fácil escribir un párrafo en Facebook sobre lo mal que está todo y que cinco personas te den la razón. Lo difícil es cambiar el mundo, aunque sea un poco, para que sea más como te gustaría que fuera.

"Quejarse es una tontería. Actúa u olvida" - Stefan Sagmeister, a sus cosas.

3. Elige bien de quién te rodeas. Tus compañías definen con qué sueñas y contra qué luchas. Si celebras a la gente honesta y que trabaja duro eso te ayudará a serlo tú también.

4. No te olvides de jugar. Divertirse en el trabajo, hacer felices a compañeros, amigos y clientes siempre vale la pena. Esto no significa no trabajar para estar jugando todo el día, significa que trabajar feliz es más fácil y más grato.

Toda empresa debería tener un cajón de confeti.

5. Sé la mejor persona posible. Esfuérzate por transmitir atención y cariño con las cosas que hagas, en tu trabajo y en tu vida.

A mí me parece un buen plan.

Podéis leer a SwissMiss en su blog o en su twitter. Vale la pena echar un vistazo al catálogo de Tattly, o a las conferencias de Creative Mornings. ¡Hasta la próxima entrada!

lunes, 5 de mayo de 2014

Tres libros desplegables que no enseñarías a tu madre

A la ingeniería del papel le pasa como a la ilustración, mucha gente piensa que es sólo para niños. Los libros desplegables que se ven en todas partes son cuentos de hadas o enciclopedias sobre dinosaurios; nada que no puedas regalar a tu sobrino, ese que ya tiene algo de coordinación motora y no destruye los libros nada más tocarlos.

Como con todo, hay excepciones. He rebuscado en mi colección y he sacado tres libros pop-up dirigidos a adultos. Dirigidos a adultos, en este caso, significa que salen culos y tetas. Pasen y vean.


1. Kamasutra, de Richard Burton y F.F. Arbuthnot


Este libro no deja mucho a la imaginación ni mucho al volumen. Se trata de un resumen del clásico manual indio sobre arrimar la cebolleta, decorado con ilustraciones antiguas con pestañas y movimientos articulados.





La calidad editorial del libro es bastante mala, y aunque el mecanismo de las ilustraciones a menudo es interesante, la producción no está bien hecha y es muy difícil accionar las pestañas.

Pero, oye, sale una grúa para ingenieros del fornicio.




2. The Pop-up Book of Sex, de Balris Rubess y Kees Moerbeck




Conocí este libro cuando investigaba para mi proyecto fin de carrera (un manual para hacer pop-ups que puedes ver aquí). The Pop-up Book of Sex es una actualización del Kamasutra, en el sentido de que es un compendio de consejos para hacer feliz a tu pareja en diferentes formas y posturas.



La ingeniería de esta pieza no es nada del otro mundo, y la ilustración tiene figuras muy ortopédicas y fondos mal renderizados en 3D. Lo único que salvar son un par de juegos ingeniosos con la apertura de los pop-ups (apertura, ja!) y las constantes referencias y chistes malos escondidos en la escenografía.




Ah, y este pop-up. Aunque sólo sea por tener una piloto con gorra de pene alado.





3. Jeux T'aime, de Carole Appert y Raphaële Vidaling



A estas alturas parece que los pop-ups para adultos van a ser siempre chistes malos hechos para regalar en las despedidas de soltero, pero por fortuna no es siempre el caso. Jeux T'aime es la joya de mi colección de libros móviles, un libro dedicado al amor.



El libro de Appert y Vidaling recorre las diferentes caras de este sentimiento, desde el ensueño de una vida en común a la intimidad de las sábanas. Hay desplegables gigantes sobre el camino que siguen las relaciones románticas, y pop-ups pequeñitos sobre sexo oral.






La ilustración cambia de página a página, adaptándose al tema. La ingeniería también cambia, siendo muy intrincada en unos casos y engañosamente simple en otros. Cada despliegue se convierte en una obra de arte independiente, y ninguno tiene desperdicio.





Guardo Jeux T'aime como oro en paño, y lo saco cada vez que alguien me pregunta si hay libros desplegables para lectores adultos. Él siempre responde por mí.

¡Hasta la próxima entrada!


domingo, 30 de marzo de 2014

Gente que mola. Benja Harney.

A lo largo de estos años diseñando aparatos de papel me he encontrado un montón de autores que hacen magia con este soporte. Ingenieros estrella como David Carter o Robert Sabuda llevan 20 años dando forma al mundo del libro pop-up, profesionales del diseño como Lo Siento lo han empleado como imagen en carteles, packagings y portadas de revista.

Uno de mis artistas favoritos trabaja a medio camino entre unos y otros, con piezas que no pertenecen al mundo editorial, pero que están hechas para contemplarse en vivo. Se trata del australiano Benja Harney.


Benja esculpe con papel. Este ingeniero autodidacta experimenta con los pop-ups y los papercrafts desde hace 10, 15 años, y los ha colocado en exposiciones, como fondo de desfiles, o en los escaparates de tiendas de lujo.





Los trabajos que produce en su estudio de Sidney son bellos y precisos. Según los define él, "obras de amor". A día de hoy no ha puesto libros en las librerías, centrándose en trabajos puntuales para prensa, punto de venta y publicidad. 



Podéis ver más trabajos suyos en su web, Paperform, que está más cerca que Sidney. Os dejo con el vídeo que le hicieron los chicos de Object: Australia hace unos años. ¡Hasta la próxima entrada!