jueves, 13 de noviembre de 2008

Feliz Año Nuevo.

El uno de enero todo el mundo se vuelve mejor persona. Al calor del cava y el confetti se hacen de nuevo todos los buenos propósitos del año anterior, con otra capa de barniz por encima. ¿Cuántas veces es capaz de aprender inglés, apuntarse al gimnasio e ir, o hacer ese viaje siempre aplazado puede una persona?

Hoy no es uno de enero, pero es día de buenos propósitos. Jandro ha pedido un segundo fideoblog con un propósito claro: comprometerme con mi proyecto fin de carrera ante la oleada de trabajos secundarios que me plantean y me planteo. Además, dada la calidad editable del texto de las notas, exige que prescinda de ellas. Aquí tenéis el resultado.



Además, como parte del programa de concienciación, el fideoblog va a servir para documentar el trabajo visible del proyecto pop-up. Las tarjetas, los bocetos móviles, los grandes desplegables. Todo va a estar grabado y disponible según lo vaya haciendo. Igual no consigo editar un libro a gran escala, pero al menos habré enseñado a los cuatro gatos que leen este blog. Cuidaos y hasta pronto.

2 comentarios:

Raquel dijo...

Firmo el presente vídeo como testigo de tus buenos propósitos.

Ha sido muy original lo de los bocadillos.

seditliel dijo...

xD, estaremos mirandote con lupa, a ver si es verdad ^.^