sábado, 27 de noviembre de 2010

Entre el arte y el Diógenes

Hoy dejo puesto algo que ver tranquilo una mañana de domingo. Orain es una serie de documentales con una producción realmente bien cuidada sobre temas diversos rondando el arte y creación. Aquí uno para los que les cuesta tirar nada, Reciclantes.



Ya sabéis que para ir viendo los últimos enlaces, las convocatorias a eventos y demás rabiosa actualidad lo mejor es echar un ojo a Carbonara.es en Facebook y a @minicarbonara en twitter. Disfrutad del resto del fin de semana y hasta la próxima entrada.

martes, 16 de noviembre de 2010

El malabarista

Acabo de volver de un rato de tapeo y charla con una persona muy relevante en mi vida. Se trata de un amigo de la familia de esos que tus padres se echan antes de tenerte y se convierten en un tío postizo, lo ves tanto o más que tus consanguíneos y tiene un impacto similar. En este caso se trata del tipo que me hizo querer ser diseñador gráfico (como veis no bromeaba con lo de "relevante").

Cuando no tenía ni diez años ya jugaba en su casa con una tableta gráfica conectada al televisor, y en cuanto él echó mano a ordenadores con capacidad gráfica ahí estuve yo, aprendiendo a manejar Corel Draw y Microsoft Publisher (¡Microsoft y artes gráficas! ¡ooh, aah!), haciendo carteles de conciertos inventados o maquetando periódicos con noticias ficticias. Desde siempre lo he visto trabajando como un mulo para sacar adelante proyectos que le daban de comer pero, sobre todo, le daban de pensar.

Cuando, tras un par de años universitarios más provechosos en lo personal que en lo académico, decidí cambiar a los Estudios Superiores de Diseño Gráfico fue él quién me encargó mi primer logo y manual de identidad. Antes de entrar a primer curso. Los veranos de la diplomatura trabajé para él maquetando y diseñando infinidad de guías, logos, folletos y paneles; colaborando en su particular visión de la Comarca de Huéscar. Seguí viéndolo como cuando era un crío, en mil encargos simultáneos que movía con el ritmo frenético de un malabarista con 20 bolas en el aire. Terminé aprendiendo mucho de diseño, bastante de buen gusto, y condensando buena parte de aquella experiencia en una frase: "Jefe, yo cuando crezca no quiero ser como tú".

Ahora, años después, viene de visita a Murcia para atender el follón en el que anda metido desde hace un tiempo (un museo etnográfico y centro de interpretación que ha levantado desde que sólo era una nota en un margen). Tiene más barriga y menos pelo, pero le brillan los ojos cuando me cuenta cómo se desenvuelven sus planes. Se queja de lo aparte que se mueven la formación académica y el trabajo, de la falta de motivación e iniciativa que ve a su alrededor (da para otro post), me da novedades de mis padres, de mi hermano... y finalmente me pregunta cómo me va.

"Me duelen las manos, me duelen los ojos y me duele la espalda. Tengo un montón de trabajos avanzando en paralelo entre diseño gráfico, publicidad de guerrilla, ingeniería del papel y talleres. Duermo poco y mal... Debo ser imbécil, porque me siento feliz."

Se ríe y asiente, sabe exactamente de qué hablo. Más difícil todavía.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Talleres Puertas de Castilla

Nuevos cursos y talleres
en el Centro Cultural Puertas de Castilla.

Dos de ellos impartidos por un servidor.
Matrícula el jueves 23 a las 20:00h
Stands sobre los cursos desde las 18:30


Dicho esto, me pararía a disculparme por la tardanza pero hay mucho trabajo en marcha y no sobra el tiempo para postear. Ya sabéis que hay muchos más enlaces y novedades si vais siguiendo Carbonara en Facebook y/o en Twitter, gracias a que el tiempo y esfuerzo de redacción es infinitamente menor que el de preparar un blogpost. Pero al grano, lo que tengo que contar es:


Vuelven los talleres y cursos del Puertas de Castilla, en Murcia. La variedad en esta convocatoria es tremenda, y así podéis atestiguarlo entrando a su página web, pero lo que atañe a este blog es que en esta ocasión estaré impartiendo dos cursos diferentes en este centro.

El primero, 2'5D, es una clase sobre escultura en papel y manipulación de libros. A diferencia de los cursos anteriores, que trataban exclusivamente sobre diseño de pop-ups, este versará en múltiples técnicas de manipulado del papel, a saber:

  • Origami
  • Corte y extrusión sobre el plano
  • Volumen y papercraft
  • Arrugado y papel maché
  • Pop up y arquitectura origámica
  • Manipulación de libros
Esta vez se impartirá sólo una clase por semana, los lunes, de 6 a 9 de la tarde. También aquí se diferencia de los anteriores, que tenían clases más largas y se daban tres por semana. Este irá más relajado y dará un abanico más amplio de técnicas pero con menor detalle. Comienza el próximo 4 de octubre y la matrícula cuesta 20 euros.

El segundo curso se llama Visto y no Visto, y es un extracto del de pop-up con un giro distinto. Se estudiarán los principios más básicos de mecanismos desplegables, pero construidos a gran escala para su uso como decorado. El temario será:

  • Caja básica.
  • Caja compuesta, formas compuestas.
  • Piezas no paralelas y giros.
  • Estructuras mixtas.
  • Ejemplos concretos de construcción, taller.

Este será más intensivo que el de escultura en papel, con clases de lunes a miércoles con el mismo horario de 6 a 9. Empezará el 22 de noviembre y cuesta lo mismo que el anterior.

Aunque tengan fechas distintas, y esto es importante, la matrícula de todos los talleres del Puertas de Castilla se abre el mismo día, el próximo jueves 23 de septiembre a las 8 de la tarde. Este año en lugar de la cola mastodóntica que suele formarse habilitarán una serie de stands donde a partir de las 6:30 los profesores iremos explicando el contenido de los cursos y, desde la hora de apertura, repartiremos las hojas de inscripción. Acercaos un rato antes para conocer el contenido de los talleres y asegurar vuestra admisión en los mismos, pues por lo general los cursos del centro están muy solicitados.

Como postdata, hoy los dos aguerridos publicistas de La Calle es Tuya pasaremos la tarde decorando Murcia y a los murcianos para anunciar la apertura de temporada del Puertas. Pronto más, estad atentos y hasta la próxima entrada.

jueves, 12 de agosto de 2010

Haciendo el Agosto

Woo! Meses extraños, pasando mi primer verano completo en Murcia tras tantos escapes en Junio al domicilio familiar, y es que hay cosas que hacer.

Seguir abriendo todas las mañanas (que estoy en la ciudad) el local de La Calle es Tuya con David, el fotógrafo y copy extraordinaire, que tiene la energía necesaria para espabilarme cuando estoy embotado, y la paciencia para aguantarme cuando estoy creativo. El trabajo va lento este mes, por eso de que no abre ni cristo durante el mes de Agosto, pero preparamos algunas cositas interesantes para hacernos autopromoción. Algún diseño, también, pero nada grande.

El trabajo editorial va lento también. Estoy poniéndome en contacto con un par de ilustradores (algunos que me encantan) y dándole vueltas a proyectos de edición a pequeña escala. Ahora mismo son más fantaseos que otra cosa, pero sienta bien mirar lejos.

Y lo de los cursos pinta atareado. Si en la primera ronda impartí un taller de pop-ups y en la segunda el mismo y uno puntual de origami, este próximo cuatrimestre estaré dirigiendo tres (3) talleres distintos en el aPuertas de Castilla. La tercera edición del de ingeniería del papel, un extracto del mismo pensado para gran formato y escenografía pop-up, y otro más de escultura en papel y manipulación de libros. Va a ser un follón importante, pero como tenga la mitad de suerte que tuve con mis alumnos de la última vez pueden salir obras chulísimas.

Y cierro con una de la futura señora Gaiman, que está como las chotas pero saca algunos vídeos graciosos de ver.



Ah, igual es una tontería, pero recordad que podéis ver actualizaciones bastante más frecuentes en la página de Facebook de Carbonara.es y en la cuenta de twitter @minicarbonara (no sólo de disquisiciones vitales, sino una plétora de enlaces a trabajos de diseño, pop-up y papercraft). Nos vemos por allí, por aquí, por todas partes.

martes, 22 de junio de 2010

En episodios anteriores.


3 semanas largas desde la última entrada, y no tengo el curso como excusa para no haber escrito más a menudo. Sí que he estado en marcha, y hay novedades varias.

1. Me he subido unos días a Barcelona a buscar fortuna, conocer a clientes y visitar clientables. He tenido todo tipo de respuestas, desde entusiasmo y ganas por colaborar hasta "no te pueden recibir hoy ni mañana". Habida cuenta lo apresurado de los encuentros que he tenido tendría que haber sido más habitual la segunda que la primera. Mención especial a la gente de McCann Erickson, que parecen ser una tropa bastante guay, y cuya directora creativa, Maite Carrillo, me pasó algunas referencias impagables cuando vio mi trabajo. He podido ver también a los chicos y chicas de Vasava, y el gran Toni Sellés tiene más palabras de ánimo que de esperanza. Ambas son bienvenidas, me cuesta creer que se tomara el tiempo que se tomó para recibirme y estoy muy satisfecho con la visita.

Sin embargo la mejor noticia es que he tenido ocasión de reunirme al fin con Combel Editorial, y voy a colaborar con ellos con la ingeniería del papel de uno de sus próximos libros. Es un trato que pinta especialmente bien: Combel es de las (pocas) editoriales en España que se está atreviendo con la producción local de libros pop up, gente entusiasta y con muchas ganas de levantar el panorama editorial. Espero seguir en contacto con ellos después de este encargo.

2. ¡Tenemos un local en el Cetina! Con motivo de la convocatoria de Distrito Artístico por la Consejería de Cultura de la Región de Murcia, David (antiguo compañero de agencia) y yo hemos presentado el proyecto "La Calle es Tuya". Vamos a montar un workshop especializado en publicidad de guerrilla e intervención urbana, que nos dé excusa para hacer cosas chulas por el centro y animar un poco las calles de Murcia. Nos han aceptado el proyecto y durante los 3 meses del verano tenemos un local en préstamo en el Bulevar Cetina. Aunque aún no hemos inaugurado oficialmente ya empezamos a estar aquí todas las mañanas. Técnicamente estamos de 9 a 3, aunque algunas tardes nos tocará venir porque nos estamos metiendo en unos berenjenales de espanto.

Ah, el taller es abierto (de hecho, es uno de los requisitos de Distrito Artístico), así que si te apetece colaborar, hacer un poco el artista, o si tienes idea de algo interesante que se pueda hacer por la calle sin que nos pegue la policía eres bienvenido.

3. Nada, esta entrada ya está quedando demasiado larga. Iré dando noticias sobre el avance del taller y de los pop-ups según vayan saliendo. Feliz semana y hasta la próxima entrada.

domingo, 30 de mayo de 2010

Poco a poco


Se acaba mayo, se acaban algunas historias, empiezan otras nuevas.

Sobre todo, terminó la segunda edición del curso de Pop Ups del Puertas de Castilla. No tengo má que elogios para los alumnos que han participado en esta edición. Estudiantes de diseño, profesores de instituto, publicistas, arquitectos, o gente que simplemente quería hacer algo chulo entre papeles, o pasar un buen rato (a veces un rato demasiado largo) aprendiendo y creando desplegables. Gente participativa, amable, despierta... tanto es así que el temario original del curso no tardó en quedárseme corto, y he tenido que ampliar la programación para cubrir las horas programadas y el ímpetu del grupo.

El problema del absentismo tomó un cariz bien distinto al que suele. Si normalmente el primer fin de semana "siega" a la mitad de casi cualquier grupo, aquí la sangría se produjo tras la primera noche. El segundo día de clase sólo la mitad de los 20 matriculados se presentó. Esa mitad atendería al resto de las clases prácticamente sin falta (y avisando de antemano cuando no podrían venir). El reducido número final de alumnos ha permitido dar clases mucho más ágiles, enseñando los ejemplos cara a cara, haciendo montajes delante de todos los asistentes y atendiendo las dudas con más comodidad.

Las lecciones se han ido sucediendo sin complicaciones, el material estaba mejor presentado y no dio los problemas de la primera edición. Además me ha dado tiempo a aprender un par de trucos nuevos para enseñar a construir los desplegables de forma clara, y de darme cuenta de que un curso de pop-ups no es exactamente vital en el día a día de los participantes, y que para funcionar tiene que ser más gratificante que quedarse en casa echando la siesta. Hay a quien tengo que dar gracias por eso, ya saben ellos dos quienes son.

Resumiendo: ha salido un curso más relajado, más eficaz y más divertido. He tenido unos alumnos que ni me merezco y estoy ansioso por impartir una tercera edición. Además, si hay suerte, tendré ocasión de montar algunos talleres más relacionados con el tema. Crucemos dedos.

También hay historias que empiezan, y que no son necesariamente el mes de junio. Proyectos nuevos con compañeros antiguos, tratos con gente más grande y más lista que yo. Muchas ganas, muchas ideas.

Pocos medios, quizá, pero importa poco. Hasta la próxima entrada.

martes, 4 de mayo de 2010

04-05-10



Si no puede ser bueno, que sea ALUCINANTE.

El mundo no tiene suficientes tiburones a reacción.

sábado, 1 de mayo de 2010

01-05-10


La tipografía es una forma visual de representar una voz, un carácter, y su selección debería ser tan cuidadosa como la de elegir a un actor para interpretar a un personaje. Conjugar la historia de una tipo con la del texto que muestra tiene un encanto casi romántico, de fantasmas prestando su voz a palabras nuevas. Es un tema más que digno de estudio, que habla junto a la historia del arte de toda una visión cambiante del mundo por parte de un montón de artesanos a medio olvidar. Qué bien estaría una exposición así.

jueves, 29 de abril de 2010

29-04-10


Algo pasa en la cabeza de este hombre. Algo que me estoy perdiendo.

miércoles, 28 de abril de 2010

28-4-10


El revival de los 80 que atraviesa el mundo se me está haciendo eterno. ¿vendrá luego un revival de los 90?

martes, 27 de abril de 2010

27-4-10


Es que es muy glamuroso lo de los nombres artísticos y las marcas, pero sirven de poco si no tienen a alguien detrás currando como un capullo.

viernes, 2 de abril de 2010

Betting Things Done

Hay cierto debate abierto con el tema de la productividad, con montones de expertos vendiendo libros "aprovecha tu tiempo", "sé más productivo", ¡es magnífico! A este paso con trabajar 4 horas a la semana tendremos un sueldo de ejecutivo, un loft en Manhattan y un Monet en la pared.

No tengo nada en contra de aprovechar el tiempo al máximo al trabajar. Dejarnos sitio para hacer lo que nos venga en gana es siempre un objetivo loable, pero mucho ojo. "Trabajar bien para vivir mejor" no es sólo cuestión de listas y de gestionar las horas. Especialmente en las disciplinas con un componente creativo, que no se reducen al procesamiento y la repetición de mecanismos, a menudo estamos ante un mar de soluciones posibles. Vamos buscando la buena, pero hay miles, qué digo miles, ¡millones! de respuestas "que sirven". Unas son mejores, otras peores, muchas sólo son distintas. Y muchísimas cosas que se construyen ni siquiera "sirven": no solucionan un problema ni responden a pregunta alguna.

Son ideas a fondo perdido, bocetos de sueños o de desvaríos. Si un diseñador dibuja erizos mientras piensa en una marca, ¿está perdiendo el tiempo? Si un arquitecto necesita darse un paseo porque está embotado, ¿malgasta sus horas?. Haré otra pregunta, esta es mía.

¿es que somos imbéciles?

Nunca se deja de aprender. Si el ojo busca, si la cabeza busca, encontrará algo nuevo en todas partes, en todos los momentos. ¿Vamos a penalizar todo el tiempo que no es manifiestamente productivo? ¿Cómo se supone que vamos a llegar a la idea si se nos niega el camino? Me vienen dos citas, aunque la memoria me falle, son más o menos esto:

"Sí, yo te pago porque me hagas un logo, pero tú en tener la idea qué tardas ¿20 segundos? ¿por qué tengo que pagarte el trabajo de varias horas? ¿me tomas por idiota?"

"Ya, los filósofos de Efebia se pasan mucho tiempo en bañeras, pensando en estupideces pero ¿sabes qué? Un día dicen algo como "pues si colocamos pesos así y asá y empleando el principio de la palanca podríamos lanzar rocas enormes a un kilómetro de distancia" o "pues un espejo curvo sería una demostración magnífica de la concentración de luz, y nos permitiría quemar naves invasoras sólo con el sol". Así que les pagamos los baños con mucho gusto."

Una es de Clients from Hell, la otra es de Dioses Menores, ninguna es literal.

El quid de la cuestión es, ¿qué valor tiene el experimento? ¿qué valor tiene el arte? ¿qué valor tiene el "hacer algo para ver si se puede hacer"? ¡No tenemos la menor idea! Hay mil expresiones artísticas clónicas, hijas de modas y que pueden no valer nada, pero entonces un joven aspirante ve en todas ellas algo que le lleva a crear algo que es nuevo de verdad, y que maravilla a millones. De entre la marea de páginas web con fotos de gente sonriente y botones glossy surge un diseño que funciona, que es agradable y que no se había intentado antes, quizá porque no se había pensando en intentarlo. De todas esas apuestas, de esas estupideces (a menudo) o genialidades (más raramente) sale el avance.

Hay que intentar, hay que probar, hay que fracasar estrepitosamente y hay que volver a intentarlo. No hacerlo es estar muerto, o esperar a que la muerte llegue. Hasta la próxima entrada.

domingo, 21 de marzo de 2010

Puertas al campo

Hoy estoy tonto y me pregunto obviedades:

¿Es levantar entera una acera, una calle, un parque en obras para volverlo a poner igual la mejor forma de crear riqueza y empleo? ¿Es permitir desmanes en los precios de los intermediarios, para seguir haciendo funcionar la agricultura a base de subvenciones el camino a seguir? ¿y permitir por sistema que los que más tienen sean los que menos contribuyan, y que los que menos tienen cada vez estén más hundidos en la mierda, es un sistema, ya no justo, viable?

El viernes se aprobó en consejo de ministros la "ley Sinde" (a falta del visto bueno del parlamento en junio) que intenta defender, de nuevo, el beneficio de pocos a cambio del mal de muchos. Creo yo que si un modelo de negocio ya no funciona, la responsabilidad no es ni de los consumidores, que son personas horribles por no querer darte 18€ por un disco de Bisbal. ni de las webs de enlaces, que sólo te dicen dónde encontrar un recurso (eso tampoco es delito, numerosas sentencias lo confirman), ni de las nuevas tecnologías de la información. Si vender trozos de plástico con música dentro ya no da tantísimos beneficios (no estamos hablando aún de una industria con pérdidas, precisamente), son ellos los que tienen que adaptares a los tiempos. La solución no es que los escribas impongan sanciones a los fabricantes de máquinas de escribir.

Pero no. Como los jueces siguen sin darle la razón a la SGAE por eso de que el código penal no ve como un delito que yo comparta con quien quiera los contenidos que encuentro, ya hay un nuevo recurso civil por el que cerrar sitios que les toquen las pelotas. Esto es maravilloso en su mera concepción: ahora si fulano denuncia que alguien está compartiendo su disco en la red, no hace falta uno de esos anticuados señores de toga para que yo me cargue la página donde la pone. Cuatro días, cuatro, y la web cerrada. Tonterías como las agresiones, los robos o los delitos fiscales multimillonarios podrán echarse meses ¡años! en resolución. ¿A quién le importan esas cosas? Lo importante es que tengamos una forma rápida de tratar con los "indeseables digitales", aunque tengamos que pisarle el cuello al poder judicial para hacerlo.

Parece un buen momento para recordar el manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet.

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.


La red ya es un poco menos libre, un poco menos justa. Un aplauso para nuestros representantes electos.

sábado, 6 de marzo de 2010

5 años

Esta entrada no va de diseño.

Tampoco va de trabajo, eso sí que es una novedad últimamente. No va, hasta cierto punto, de proyectos futuros, de viajes, de vídeos chorras o de música. Esta entrada va de algo que pasó hace ya 5 años, y que lleva pasando desde entonces. Algo leí una vez sobre mil palabras, así que:

Pincha en la imagen para ver la versión completa.

Te quiero, Irene. Te quiero cada vez más, y me sientas cada vez mejor. Que sean los primeros 5 años de muchos más.

domingo, 28 de febrero de 2010

Back in business

Esta entrada tiene banda sonora:


¡Buenos días! Hoy termina el mes de triple trabajo que anunciaba en la pasada entrada. Ha sido bastante manifiesto, y el trabajo me ha dejado bastante quemado (mañanas y tardes desaparecidas, fines de semana no tan recuperadores), pero en general ha sido una cosa positiva. El trabajo como diseñador de interfaces con Droiders pasa a una nueva fase: de contratantes a clientes. Hasta que esté claro qué camino va a tomar esta gente los sigo teniendo más o menos a mano y desarrollando cositas para iPhone y Android. De hecho, de fábula me está viniendo, porque mientras tanto tengo ocasión de trastear con algunos móviles interesantes y de ir aprendiendo más cosas sobre el trato con apps táctiles.

Aparte, últimamente tengo la impresión de estar encontrando gente apañada por el mundo. Visitas por casa, conocidos de la red, emprendecosas y músicos. O es un poco una racha afortunada o estoy metiéndome en círculos interesantes ¡tanto querer conocer cosas, me estaba perdiendo a la gente! Quiero ver qué partido le saco a todos estos encuentros, qué me enseñan las caras nuevas, y ver también qué me cuentan las caras viejas que tengo algo perdidas de vista.

¡Me quedan dos meses de agencia! Sigo siendo freelance a media jornada (o las 19 horas diarias que el trabajo en estudio me deja) y la búsqueda de posibles clientes no termina, por la cuenta que me trae. Hay un par de posibles proyectos delante que suenan bien, algunos concursos, ¡y el curso de pop-ups, en mayo! Después del mes de vueltas que llevo tendría que estar hecho un trapo, pero este domingo me coge optimista. Será la música.

Con música cierro: anoche me metí a un concierto de esta chica, que entonces estaba faringitosa y afónica, y aun así se comió la sala. Alondra Bentley, cantando "I Feel Alive"

domingo, 7 de febrero de 2010

Hola, Android.

Ya estoy dentro. La primera semana, la de contacto, terminó sin incidentes, y parece que esto de pensar en uso y en interfaz funciona. Ahora me tocaría pasar de la cuchara de palo y empezar a aplicarle el cuento a mi propia web, pero ahora mismo me cuesta dedicar muchos ciclos a la automejora personal.

¡Estoy aprendiendo cosas! Sobre todo estoy familiarizándome con una forma distinta de interacción. No había tenido demasiada ocasión de trastear cara a cara con dispositivos táctiles aparte de la DS antiquísima a la que eché mano este verano, y que me ha servido de cuaderno de pintura más que de consola de videojuegos. Ahora, empleando un HTC Dream que también ha vivido tiempos mejores, estoy comenzando a cogerle el tranquillo a Android.

"Cogerle el tranquillo" en este caso no es ni aprender a desarrollar ni a diseñar para esta plataforma, es aprender a usarla. Afortunadamente ese es el paso principal a la hora de hacer todo lo demás: el diseño de uso e interfaz va exactamente de eso, de saber darle a la gente lo que quiere sin hacerle pensar en cómo. Bien cierto es que la facilidad de uso no es tan extrema como con las virguerías de Apple (un único botón en iPhone y derivados frente a 5 de los terminales Android), pero hay un lenguaje visual común entre aplicaciones al que se le puede sacar partido. ¡Aún mejor! Buena parte de las aplicaciones son código abierto, y lo que aprende un desarrollador lo aprenden todos.

Después de estas primeras semanas de follones ultraveloces antes de la Mobile World Congress de Barcelona vendrá la parte más interesante del trabajo: montar cosas desde 0, mano a mano con los programadores, para hacer aplicaciones que sean útiles, que sean fáciles y que sean agradables a la vista.

¡Esto pinta bien! Nos vemos en la próxima entrada.

domingo, 31 de enero de 2010

La calma antes de la tempestad.

No es un secreto que en este momento mantengo dos trabajos, uno por cuenta ajena y otro por cuenta propia. Ahora mismo, a efectos de Seguridad Social, soy dos personas.

Ahora voy a ser tres, al menos temporalmente.

Este próximo mes entro a trabajar con la gente de Droiders, un equipo de desarrolladores de aplicaciones móviles especializado (como puede adivinarse) en Android. Son media docena larga de informáticos con mucho entusiasmo y un hueco en el CEEIM, abriendo caminos en un mundo que cada vez pinta mejor, el de la computación móvil.

Hablando de eso, vamos a hacer cómputo: mis mañanas están vendidas a Portavoz haciendo diseño para imprenta, y mis tardes van a Droiders montando interfaces e ideando aplicaciones nuevas. 8 santas horas diarias. Si le unimos la ida y vuelta al centro y el paseo que tiene irse a Espinardo, que puede tomar como tres cuartos de hora en el bus de la universidad, se suben hasta las 10. Pingamos que intento dormir 8 horas diarias (bendita inocencia) eso me deja el día despierto y libre en 6. Y me importa poco.

Porque tengo intención de pasármelo bien diseñando con esta gente, que para eso elegí esta profesión. Pasad un gran domingo y coged la semana con fuerza. Nos vemos en la próxima entrada. Os dejo con Raul Midón, que no ha visto en su vida la guitarra que toca, y tampoco le importa demasiado:

domingo, 24 de enero de 2010

Buenos propósitos.

La semana laboriosa, el sábado activo y a gusto, el domingo ha sido lento, gris en comparación.

No tengo tema candente y de rabiosa actualidad este fin de semana. Nada ha sacudido mi concepción del diseño gráfico ni he estado entregado a fascinantes lecturas. Por eso hoy me toca hablar de cosas viejas.

POP, el libro desplegable que desarrollé para mi proyecto fin de carrera, que tantas alegrías me dió entonces, no encuentra puerto. No lo hace porque nació con un mercado más pequeño del que las editoriales a las que puedo llegar ven factible, porque producirlo a gran escala es un follón inhumano. No desistiré tan pronto de darle una salida más pública, y al fin y al cabo ya ha servido de temario para desarrollar el curso de ingeniería del papel que impartí en Noviembre y que volveré a dar en Mayo.



No, lo que voy a hacer es diversificar un poco. Toca ponerse a escribir y a diseñar otra vez, pero voy a hacerlo con más cabeza puesta en la posible publicación. Quien quiera hacer desplegables va a tener que montárselos en casa, que los de Lego usan la misma filosofía con los robots y los coches de carreras y parece que no les va mal del todo. El plan es rehacer POP como libro plano, normal y corriente. Entregar las bases, entregar las piezas (rehaciendo y mejorando los despliegues, simplificando los más puñeteros), y dar una serie de instrucciones claras para su montaje. Al fin y al cabo, la mejor manera de aprender a hacer es haciendo.

Esta propuesta tiene ventajas y desventajas fundamentales. Empezando por lo feo, ya hay muchos manuales para aprender los fundamentos de la ingeniería del papel, escritos por ingenieros más duchos que yo en la materia, y el atractivo principal de POP era que podías mirar los despliegues hechos y anotados. Lo bueno es que este es más fácil que encuentre con quien publicarlo, sea a nivel local o nacional, y si ni así diera con nadie bien puedo tirar de servicios como Bubok y autopublicar en PDF. Quiero ver si lo que escribo puede hacerle algún bien a alguien.

Lo sabré cuando lo intente. Vamos allá.

sábado, 16 de enero de 2010

Tranquilo.

La tarde en calma, los pies en alto. Este fin de semana estoy en Baza de visita familiar y en lugar de libros por lo bonitos que son voy a hablar de lo que tienen escrito dentro.

Y es que pasarte tres horas y media de ida y tres horas y media de vuelta en un bus te da tiempo de sobra para pensar, o para cualquier cosa que no implique acceso a la red eléctrica y/o espacio para moverse. Desafiando las amenazas de mis padres acerca del desprendimiento de retina yo me he pasado la mayor parte de la venida leyendo "¿Está usted de broma, señor Feynman?", al que llevaba años sin echarle una segunda leída. El libro recopila las historias que el célebre físico Richard P. Feynman (Nobel, miembro del proyecto Manhattan, aficionado a los bongos) ha ido contando a lo largo de su vida, empezando por sus tiempos mozos con un taller lleno de bombillas y transistores en el que construía timbres, arreglaba televisores o corría serios peligros de incendio.

Es una lectura encantadora, y perfectamente apta para profanos como yo. No es un libro de física, es un libro sobre el ingenio y la curiosidad y es porque Feynman tiene un don del que no tantos gozan: un constante sentido del asombro y la maravilla, un hambre de comprensión que le espolea desde que es un chaval. Todas las historias están salpicadas de comentarios similares: "el suelo estaba lleno de cables, trastos por todas partes, ¡era estupendo!", y también casi todas tienen un origen similar: "Ricky" Feynman descubre un tema que le interesa y del que no sabe nada, y se pone a aprender y a experimentar. Siempre, siempre está haciéndose preguntas sobre el mundo que le rodea, siempre considera las aplicaciones y las consecuencias de las respuestas que halla, y siempre intenta pasárselo lo mejor posible en el proceso.

En este libro se toca la física de la misma forma que la química, la biología o la cerrajería, con un sentido del humor y un entusiasmo envidiables. Omalaled tiene algunas anécdotas sueltas sacadas de este y su otro libro "¿Qué te importa lo que piensen los demás?"en Historias de la Ciencia (además de joyas sobre otros muchos grandes nombres). No dejéis de echarle un ojo a su web.

Os dejo con vídeo para que, de paso, le pongáis cara y voz. En inglés: La inconcebible complejidad de la naturaleza, pensando en el follón impresionante que es la radiación electromagnética.

viernes, 8 de enero de 2010

dímelo en 140 caracteres

Ayer noche se celebró la primera edición de "Paparajotwitts", el encuentro de twitteros en Murcia. Yo iba a la quedada con tres objetivos principales: poner cara y voz a como 30 usernames, comer cosas con una hoja de limón por medio... y descubrir de qué hablan tantas personas cuando lo único que comparten es un medio de comunicación.



Primer objetivo, check. Segundo objetivo, check. Tercer objetivo, blogpost.

Que haya visto, la twittesfera murciana (la parte con cierto sentimiento de comunidad por serlo) está hecha de emprendedores, desarrolladores de software y gente del mundo de la comunicación, además de miembros de "la empresa más grande de España", el INEM. Supongo que como usuarios del microblogger este, todos con cierta vena exhibicionista, todos ansiosos por formar parte de la mente colmena en que se ha convertido la red.

¿Qué más los une? Lo que a cualquiera, igual que se formarían grupos en una quedada de radioaficionados. Twitter es el medio, no el mensaje: cada cual se junta con la gente con quien siente más afinidad, con la que tiene más en común. Los expertos en social media comentan estrategias, los desarrolladores comentan plataformas y los que tienen terminales caros sacan fotos del local.

Me costaba ver el propósito exacto del paparajotwitts cuando me sugirieron asistir. Ahora... sigo sin tenerlo muy claro; para ir sobre seguro me quedo con lo de desvirtualizar y comer dulces, que por lo pronto es algo que a todos se nos daba la mar de bien. Espero intrigado la segunda edición, que ojalá tenga wifi y los sitios más juntos. Por lo pronto me quito el sombrero ante los organizadores: gracias por el encuentro.

Cierro con otro vídeo reciente. En su momento posteé el trailer y con gusto posteo hoy el corto final: The Third & the Seventh, una señora obra de arte en 3D sobre arquitectura y cine. Nos vemos por aquí (o por #paparajotwitts, claro).

viernes, 1 de enero de 2010

MMX

¡Ya estamos en 2010! Es día de prometerse un montón de cosas y de cumplir más bien pocas, así que aquí os mando mis buenos deseos de la mejor forma que conozco, con despliegues. Haced clic en las imágenes para descargar las plantillas en PDF.


Ahí tenéis la tarjeta completa. Si estáis creativos esta mañana podéis bajar el modelo en blanco y pintarlo al gusto. Lo tenéis aquí abajo.



Y como no tenía ganas de hacer instrucciones ilustradas y llevo demasiado sin colgar fideoblogs, aquí tenéis el montaje pasito a pasito. Si en la versión embebida no salen las anotaciones, podéis ver el vídeo original y explicado aquí en Youtube.



Que disfrutéis del año nuevo, que os embarquéis en mil proyectos y que al menos 990 os salgan bien. Un abrazo a todos, os conozca o no.