domingo, 31 de enero de 2010

La calma antes de la tempestad.

No es un secreto que en este momento mantengo dos trabajos, uno por cuenta ajena y otro por cuenta propia. Ahora mismo, a efectos de Seguridad Social, soy dos personas.

Ahora voy a ser tres, al menos temporalmente.

Este próximo mes entro a trabajar con la gente de Droiders, un equipo de desarrolladores de aplicaciones móviles especializado (como puede adivinarse) en Android. Son media docena larga de informáticos con mucho entusiasmo y un hueco en el CEEIM, abriendo caminos en un mundo que cada vez pinta mejor, el de la computación móvil.

Hablando de eso, vamos a hacer cómputo: mis mañanas están vendidas a Portavoz haciendo diseño para imprenta, y mis tardes van a Droiders montando interfaces e ideando aplicaciones nuevas. 8 santas horas diarias. Si le unimos la ida y vuelta al centro y el paseo que tiene irse a Espinardo, que puede tomar como tres cuartos de hora en el bus de la universidad, se suben hasta las 10. Pingamos que intento dormir 8 horas diarias (bendita inocencia) eso me deja el día despierto y libre en 6. Y me importa poco.

Porque tengo intención de pasármelo bien diseñando con esta gente, que para eso elegí esta profesión. Pasad un gran domingo y coged la semana con fuerza. Nos vemos en la próxima entrada. Os dejo con Raul Midón, que no ha visto en su vida la guitarra que toca, y tampoco le importa demasiado:

domingo, 24 de enero de 2010

Buenos propósitos.

La semana laboriosa, el sábado activo y a gusto, el domingo ha sido lento, gris en comparación.

No tengo tema candente y de rabiosa actualidad este fin de semana. Nada ha sacudido mi concepción del diseño gráfico ni he estado entregado a fascinantes lecturas. Por eso hoy me toca hablar de cosas viejas.

POP, el libro desplegable que desarrollé para mi proyecto fin de carrera, que tantas alegrías me dió entonces, no encuentra puerto. No lo hace porque nació con un mercado más pequeño del que las editoriales a las que puedo llegar ven factible, porque producirlo a gran escala es un follón inhumano. No desistiré tan pronto de darle una salida más pública, y al fin y al cabo ya ha servido de temario para desarrollar el curso de ingeniería del papel que impartí en Noviembre y que volveré a dar en Mayo.



No, lo que voy a hacer es diversificar un poco. Toca ponerse a escribir y a diseñar otra vez, pero voy a hacerlo con más cabeza puesta en la posible publicación. Quien quiera hacer desplegables va a tener que montárselos en casa, que los de Lego usan la misma filosofía con los robots y los coches de carreras y parece que no les va mal del todo. El plan es rehacer POP como libro plano, normal y corriente. Entregar las bases, entregar las piezas (rehaciendo y mejorando los despliegues, simplificando los más puñeteros), y dar una serie de instrucciones claras para su montaje. Al fin y al cabo, la mejor manera de aprender a hacer es haciendo.

Esta propuesta tiene ventajas y desventajas fundamentales. Empezando por lo feo, ya hay muchos manuales para aprender los fundamentos de la ingeniería del papel, escritos por ingenieros más duchos que yo en la materia, y el atractivo principal de POP era que podías mirar los despliegues hechos y anotados. Lo bueno es que este es más fácil que encuentre con quien publicarlo, sea a nivel local o nacional, y si ni así diera con nadie bien puedo tirar de servicios como Bubok y autopublicar en PDF. Quiero ver si lo que escribo puede hacerle algún bien a alguien.

Lo sabré cuando lo intente. Vamos allá.

sábado, 16 de enero de 2010

Tranquilo.

La tarde en calma, los pies en alto. Este fin de semana estoy en Baza de visita familiar y en lugar de libros por lo bonitos que son voy a hablar de lo que tienen escrito dentro.

Y es que pasarte tres horas y media de ida y tres horas y media de vuelta en un bus te da tiempo de sobra para pensar, o para cualquier cosa que no implique acceso a la red eléctrica y/o espacio para moverse. Desafiando las amenazas de mis padres acerca del desprendimiento de retina yo me he pasado la mayor parte de la venida leyendo "¿Está usted de broma, señor Feynman?", al que llevaba años sin echarle una segunda leída. El libro recopila las historias que el célebre físico Richard P. Feynman (Nobel, miembro del proyecto Manhattan, aficionado a los bongos) ha ido contando a lo largo de su vida, empezando por sus tiempos mozos con un taller lleno de bombillas y transistores en el que construía timbres, arreglaba televisores o corría serios peligros de incendio.

Es una lectura encantadora, y perfectamente apta para profanos como yo. No es un libro de física, es un libro sobre el ingenio y la curiosidad y es porque Feynman tiene un don del que no tantos gozan: un constante sentido del asombro y la maravilla, un hambre de comprensión que le espolea desde que es un chaval. Todas las historias están salpicadas de comentarios similares: "el suelo estaba lleno de cables, trastos por todas partes, ¡era estupendo!", y también casi todas tienen un origen similar: "Ricky" Feynman descubre un tema que le interesa y del que no sabe nada, y se pone a aprender y a experimentar. Siempre, siempre está haciéndose preguntas sobre el mundo que le rodea, siempre considera las aplicaciones y las consecuencias de las respuestas que halla, y siempre intenta pasárselo lo mejor posible en el proceso.

En este libro se toca la física de la misma forma que la química, la biología o la cerrajería, con un sentido del humor y un entusiasmo envidiables. Omalaled tiene algunas anécdotas sueltas sacadas de este y su otro libro "¿Qué te importa lo que piensen los demás?"en Historias de la Ciencia (además de joyas sobre otros muchos grandes nombres). No dejéis de echarle un ojo a su web.

Os dejo con vídeo para que, de paso, le pongáis cara y voz. En inglés: La inconcebible complejidad de la naturaleza, pensando en el follón impresionante que es la radiación electromagnética.

viernes, 8 de enero de 2010

dímelo en 140 caracteres

Ayer noche se celebró la primera edición de "Paparajotwitts", el encuentro de twitteros en Murcia. Yo iba a la quedada con tres objetivos principales: poner cara y voz a como 30 usernames, comer cosas con una hoja de limón por medio... y descubrir de qué hablan tantas personas cuando lo único que comparten es un medio de comunicación.



Primer objetivo, check. Segundo objetivo, check. Tercer objetivo, blogpost.

Que haya visto, la twittesfera murciana (la parte con cierto sentimiento de comunidad por serlo) está hecha de emprendedores, desarrolladores de software y gente del mundo de la comunicación, además de miembros de "la empresa más grande de España", el INEM. Supongo que como usuarios del microblogger este, todos con cierta vena exhibicionista, todos ansiosos por formar parte de la mente colmena en que se ha convertido la red.

¿Qué más los une? Lo que a cualquiera, igual que se formarían grupos en una quedada de radioaficionados. Twitter es el medio, no el mensaje: cada cual se junta con la gente con quien siente más afinidad, con la que tiene más en común. Los expertos en social media comentan estrategias, los desarrolladores comentan plataformas y los que tienen terminales caros sacan fotos del local.

Me costaba ver el propósito exacto del paparajotwitts cuando me sugirieron asistir. Ahora... sigo sin tenerlo muy claro; para ir sobre seguro me quedo con lo de desvirtualizar y comer dulces, que por lo pronto es algo que a todos se nos daba la mar de bien. Espero intrigado la segunda edición, que ojalá tenga wifi y los sitios más juntos. Por lo pronto me quito el sombrero ante los organizadores: gracias por el encuentro.

Cierro con otro vídeo reciente. En su momento posteé el trailer y con gusto posteo hoy el corto final: The Third & the Seventh, una señora obra de arte en 3D sobre arquitectura y cine. Nos vemos por aquí (o por #paparajotwitts, claro).

viernes, 1 de enero de 2010

MMX

¡Ya estamos en 2010! Es día de prometerse un montón de cosas y de cumplir más bien pocas, así que aquí os mando mis buenos deseos de la mejor forma que conozco, con despliegues. Haced clic en las imágenes para descargar las plantillas en PDF.


Ahí tenéis la tarjeta completa. Si estáis creativos esta mañana podéis bajar el modelo en blanco y pintarlo al gusto. Lo tenéis aquí abajo.



Y como no tenía ganas de hacer instrucciones ilustradas y llevo demasiado sin colgar fideoblogs, aquí tenéis el montaje pasito a pasito. Si en la versión embebida no salen las anotaciones, podéis ver el vídeo original y explicado aquí en Youtube.



Que disfrutéis del año nuevo, que os embarquéis en mil proyectos y que al menos 990 os salgan bien. Un abrazo a todos, os conozca o no.