lunes, 22 de septiembre de 2014

Polígonos de papel. Low-poly en tres casos.

El low-poly consiste en representar formas orgánicas a base de figuras geométricas simples (normalmente triángulos). El término se refiere a los modelados 3D simplificados que se emplean en animaciones o videojuegos para aparatos poco potentes. Por ejemplo:



Desde hace unos años se ha puesto muy de moda la estética low-poly en diseño gráfico e industrial. El estilo geométrico convierte cualquier imagen en mitad mosaico, mitad ciencia ficción. Los objetos con esta inspiración parecen recién bajados de una nave espacial.





Los fans del papel cortado llevaban haciendo esto una temporada. El papercraft, salvo que sea complicado de narices, siempre tiene asociada esta estética de formas crudas. Desde que salió Pepakura, un programa que te convierte en papercraft los modelos 3D de videojuegos, internet se ha llenado de Links, Jefes Maestro y Gundams.



Con el ascenso de rollo low poly están naciendo un montón de papercrafts originales que aprovechan lo bien que queda el papel cuando está tratado con cariño. Hoy os traigo tres casos particularmente bonitos:


1. Dry The River. Carteles 3D.



Dry the river es un grupo de música británico. La campaña de carteles es obra de Xavier Barrade, que modeló los caballos en SketchUp y luego los pasó a papel plano. Cada cartel lleva unas 35 horas de trabajo detrás.





2. AssembliShop.




Esta tienda de Etsy se ha especializado en patrones de papercraft para sacar sobre cartulina de colores. Además de unos trofeos de animal muy molones venden barcos, aviones, y gemas de papel.




3. Poligon.



Poligon es un proyecto de Kickstarter obra de Rodrigo Solorzano y Matthew White, y combina el papercraft de toda la vida con el diseño industrial sobre metal. En su página puedes reservar de entre varios modelos en metal cortado, listos para plegar. Las esculturas llegan a tu casa en plano, y tú las completas doblando las láminas y uniéndolas entre sí con imanes.

El resultado tiene la calidad geométrica de una escultura en papel, pero mucho más potencial ofensivo.






Si te ha entrado el gusanillo puedes descargar e imprimir tus propios papercrafts de un montón de sitios. Aquí en el blog hay dos: La Máquina de Crearrr, y una ilusión óptica en papel.



Busca también en CubeeCraft, o prueba con los de Papertoys. Si no tienes nada que hacer y quieres que te duelan las manos, también puedes probar con los de Canon.



¡Nos vemos!

domingo, 14 de septiembre de 2014

Hasta luego, Murcia.

Foto: "Sobre la Pasarela", de Catalina Gracia.

Son las tantas de la mañana y he terminado de meter mis últimas cosas en un maletón grande y pesado.  Mi propósito de no dejar dos meses entre entrada y entrada ha fracasado estrepitosamente, pero hay otros que han salido mejor. Por decir algunos:



  • Hemos celebrado nuestro 4º aniversario con una fiesta espacial y una invitación especial. Nos han acompañado docenas de amigos, hemos bailado, bebido y reído hasta que nos han flaqueado las piernas. No podríamos pedir mejor compañía.

  • Mañana a mediodía cojo un tren de ida a Barcelona. Me mudo con una chica fantástica y llevo la noble intención de buscar clientes ricos y bien dispuestos para La Calle es Tuya. También veréis, si no se me caen las manos, más trabajos aquí en Carbonara. Con tantas editoriales en la ciudad tonto sería si no intentara sacar más libros. El primer objetivo: Un Libro de Narices.



Después de nueve años en Murcia no me queda más remedio que tenerle cariño a la ciudad. "Qué hermosa eres" sólo si te gusta muchísimo el ladrillo visto, sí, pero qué bien se te da arropar a la gente que llega.

Te voy a echar de menos, pueblo grande. Os voy a echar de menos a todos.

Gracias por cambiarme la vida.

Foto: "Barcelona al amanecer", de Jesús Solana.